PAS: "Sentimos que nos habían clavado un puñal por la espalda"

             

Tras los recortes a las comisiones en ART, Productores de Seguros decidieron unirse y formar una nueva agrupación. Afirman que la UART fue la impulsora de los topes y que las asociaciones de PAS no hicieron nada.
El 26 de octubre del año 2012 la vida de muchos
productores de seguros cambió por completo. Ese día, el Congreso de la
Nación aprobó la ley 26773 que reformó la ley de Riesgos del Trabajo aplicando un recorte sobre los gastos de comercialización afectando principalmente a las comisiones de los intermediarios.

 

La bronca e indignación que causó esta medida entre los PAS del ramo
hizo que muchos profesionales alzaran su voz y salieran a pelear por sus
derechos frente a las “tibias reacciones de las instituciones que
deberían defender los intereses de los productores”. Este fue el caso de
Victor Di Paolo, Carlos Poli y Horacio Canosa quienes junto a varias
decenas de productores decidieron unirse y formar una nueva agrupación
para terminar con el avasallamiento que reciben por parte de las
compañías de seguros.

 

¿Cuál fue la razón que los motivó a conformar esta Unión de Productores?

Víctor Di Paolo - El gran disparador fue el cambio en
las comisiones de las ART. Sentimos que nos habían clavado un puñal por
la espalda. Frente a este pinchazo hubo una reacción, fue un shock que
hizo que un montón de productores se preguntara qué estaba pasando “¿Qué
hicimos nosotros?”, “¿Qué error cometimos por el cual nos van a sacar
la mitad de los ingresos?”.

 

De esto surgió un grupo de gente que se juntó espontáneamente y tenía
ganas de hacer algo para cambiar esta situación. Lo primero que surgió
de los encuentros fue que las instituciones que dicen representar a los
productores, AAPAS y FAPASA, no habían hecho nada para impedir este
avance sobre las comisiones. Recién ahora están presentándose en
sociedad diciendo que están trabajando en conjunto ambas asociaciones,
dicen haber presentado un amparo judicial para frenar la medida pero
nunca informaron cuál es el número del expediente, la fecha de
presentación, el abogado patrocinante. No sabemos nada.

 

¿Ustedes creen que desde las asociaciones de productores no se
trabajó lo suficiente como para impedir el tope sobre las comisiones?


VDP- No solo no se trabajó anterior a la nueva ley sino
que tampoco se hizo nada a posterior. Porque el día que se trató la
modificación en Diputados ya sabíamos que se iba a poner un tope
comisionario, estas entidades tendrían que haber convocado a todos los
productores a la puerta del Congreso a protestar contra esto porque nos
iban a sacar la plata de nuestro bolsillo. Pero no solamente no se hizo
nada en ese momento, sino que una vez sancionada la nueva ley se tendría
que haber interpuesto a los diez días un recurso de amparo, un mes como
mucho, pero hoy llevamos ocho meses y no sabemos nada, se desconoce
cuál es la situación de la medida.

 

Horacio Canosa – Si bien un recurso de amparo es la
herramienta técnica legal que corresponde en estos casos, no nos
olvidemos que esta ley aún no fue reglamentada. Esto significa que las
compañías, nuestros compañeros de trabajo, pusieron en rigor de ley algo
que está aún por afuera de la regla.

 

¿A qué se debió esta reacción de las asociaciones que ustedes denuncian?

VDP-Creemos que no han puesto todo su esfuerzo porque
las asociaciones viven de las publicidades que pagan las mismas
compañías, por lo cual, después es muy difícil sentarse a pelear por los
derechos de los productores.



HC- Hay que tener un valor ético y moral muy alto para
decir “yo necesito de vos pero lo que vos estás haciendo va en contra de
nuestros asociados”. ¿O acaso ellos no se vieron afectados y no les
alcanzó las generales de la ley? ¿Tienen otras comisiones? No lo creo,
por lo cual lo que tengo que pensar es que estas asociaciones tienen
otros negocios. Es más fuerte la publicidad que tener decirles a las
aseguradoras que hagan lo que tienen que hacer.

 

¿Creen que también hubo una presión sobre los PAS por parte del
Gobierno, representado por la Superintendencia de Seguros, para que se
acepten estas modificaciones?


Carlos Poli – En realidad fue al revés. Esto surge de
parte de las empresas hacia el Gobierno. Con la ley se encontró el caldo
de cultivo para lograr lo que las compañías estaban buscando hace mucho
tiempo: evitar al asesor del cliente, a su defensor. Porque si bien es
un intermediario, el cliente es el que sustenta al PAS, por lo cual lo
menos que podés hacer es ser honesto y ayudarlo. Todo esto a la compañía
le genera un dolor de cabeza muy grande porque somos lo que estamos
llamando todo el tiempo, molestando, golpeando escritorios, peleando en
defensa del asegurado. Por todo esto, ellos lo que quieren es concentrar
todo y manejarlo a través de un call center.



VDP- Cuando se planteó la reforma de la Ley  para subir
los montos indemnizatorios, por aquel entonces se reunieron en una mesa
tres actores: la SRT, como organismo representante del Gobierno; la
UIA, representando a los empresarios; y la UART a las aseguradoras.
 Allí el Gobierno decidió ampliar los topes indemnizatorios y planteó
terminar con la doble vía; y si bien las ART aceptaron advirtieron que
esto iba a generar un aumento de precios, pero de inmediato los
empresarios dijeron que no iban a poner mas dinero, así que decidieron
ir sobre los únicos que no estaban en la mesa de negociación, sobre
nosotros. Los Productores bancaron buena parte de la reforma de la ley.

 

Todo parecía marchar, pero una vez sancionada la nueva norma, las ART le
avisan al Gobierno que con los puntos que le bajaron a los PAS no les
iba a alcanzar, debían hacer un aumento y por lo que les concedieron el
19,7%. Esto generó una reacción de la UIA que pidió una reunión de
urgencia con la SRT y la UART en donde en medio de una fuerte discusión
el por entonces titular de los industriales, José Ignacio de Mendiguren,
increpó al representante de las aseguradoras diciéndole que les habían
hecho poner en ley en donde se iban recortaban las comisiones a los PAS
para que no haya aumento pero después el aumento vino igual.



Así se negoció, así fue la trampa que las ART utilizaron en conjunto para perjudicar a los Productores.



CP- Si bien la reforma se planteó como una medida para
terminar con la judicialidad del sistema; lo cierto es que se logró
firmar una ley que no consiguió ese objetivo. De hecho, ya hay abogados
que ofrecen a los accidentados iniciar acciones aunque hayan cobrado la
indemnización. Por lo cual, es muy difícil que esto se termine si no hay
una decisión real y firme por parte de las autoridades.

 

¿Cómo ven hoy la actualidad de la profesión?

VDP - Los tres conocemos el negocio tanto desde adentro
como desde afuera, hemos  trabajado para compañías de seguros y hoy
estamos del otro lado del mostrador, y con el correr de los años estamos
viendo cambios significativos que están afectando a esta profesión. Lo
preocupante es que nadie hace nada para evitarlo. Yo no veo al señor
Manuel Lamas, como presidente de AAPAS, en ningún foro o congreso
hablando de la problemática que hay con los siniestros; de la
problemática de la carga de trabajo que tenemos los PAS; ni tampoco lo
veo preocupado por el servicio a los clientes; por nada.

 

CP- En el crecimiento laboral del productor, se armó
una estructura para poder trabajar, ya sea con alquileres, empleados,
con la compra de equipos, sistemas, y gran parte de ello a crédito. Si
todo se mantiene bajo las mismas condiciones es relativamente fácil de
manejarlo. Pero cuando cambian las reglas de juego todo eso se cae. Es
imposible de sostener.  

 

¿Existió un acercamiento hacia algunas de las asociaciones para plantear estos problemas?

VDP- En lo personal no hubo ningún acercamiento porque
conozco el pensamiento que había dentro de la organización, en donde
hubo una despreocupación por el tema y se lo trató como si esto fuera
algo menor. Si bien yo no soy socio de AAPAS conozco a través de
distintas personas cuál es la concepción de la problemática del
productor, y lamentablemente para ellos no existe. Creen que está todo
fenómeno.

 

El único aspecto que a AAPAS le interesa es tener su estructura de
cursos bien armada, poder facturar y cobrar; sumado a la publicidad que
las aseguradoras pagan por aparecer en las publicaciones que la
asociación saca. Y esto lo sabemos muy bien que es así, incluso en
nuestro grupo hay productores que pertenecen a comisiones de AAPAS  nos
cuentan que lo que le pasa realmente al productor no les importa, no
interesa.

 

CP- En mi caso yo llamé a AAPAS para plantear el
problema de las comisiones y me dijeron que primero tenía que hacerme
socio. Mi respuesta fue automática: “Si ustedes me defienden y me
demuestran que hacen algo por el productor yo me voy a asociar, pero
evidentemente hasta ahora no hicieron nada”. Por otro lado, en lo que
respecta a ART me dijeron que cuando tengan novedades lo iban a informar
a través de los medios.

 

HC- Por todo esto es que consideramos que nuestro grupo
va a representar realmente a los productores porque nosotros vamos por
lo simple, por los verdaderos y cotidianos problemas de los asesores.
Queremos que haya la misma fuerza, el mismo respeto por el trabajo y
dignidad para los más de 24000 trabajadores matriculados, porque voy a
ser muy claro en esto: ¡Por el 5% no trabaja nadie!

 

VDP- Esta situación saca las ganas de trabajar, y no puede ser así, el trabajo tiene que ser gratificante.

 

Ante los cambios que se vienen realizando ¿Temen que próximamente afecte a otros ramos?

VDP- Lejos de ser alarmistas, yo he escuchado
claramente al Superintendente de Seguros decir que no hay en estudio
ningún otro topeo en materia de comisiones, lo cual está muy bien que lo
digan abiertamente. Sin embargo, esto no quita que tengan que sacar una
ley para recortar una comisión porque basta con que las diez primeras
compañías se pongan de acuerdo y se acabó el tema. De hecho, ya existen
aseguradoras que tienen las comisiones muy por debajo del promedio lo
cual me asombra cómo ciertos colegas nuestros siguen todavía trabajando
con esas empresas.

 

Igualmente hay que aclarar que la comisión del productor de seguros se
baja todo los días agregándole más trabajo por la misma plata. Tareas
que antes hacían las aseguradoras fueron incorporadas a la actividad del
PAS, incluso, haciéndolo correr con todos los gastos que esto implica.

 

CP- Por mi parte quiero recordar que en el discurso que
realizó la Presidente Cristina Kirchner el día que se anunció la nueva
ley afirmó que comenzaban con las ART por tratarse del último de los
riesgos que se incorporaron a los seguros. O sea, arrancaban por las
ART.

 

Ante el panorama que describen ¿Cómo ven en el futuro a la profesión?

CP- Debemos estar unidos para tener fuerzas. Acá no
necesitamos hacer escraches, salir a quemar cubiertas, simplemente hace
falta concientización.

 

VDP- El panorama no es fácil, con más trabajo para el
productor y un marcado incremento en los gastos pero sin pagarnos un
peso de más. Con lo cual lo veo difícil frente a este contexto,y mucho
PAS todavía no se están dando cuenta.  Por eso tenemos que ponernos de
acuerdo los 24000 productores que hay en el país para tener una acción
de fuerza mayor.




El día que tengamos conformada nuestra asociación nos reuniremos con el
presidente de la Asociación Argentina de Compañías de Seguros y con el
resto de las cámaras para enumerarles punto por punto los problemas que
estamos atravesando para que lo trasmitan a las aseguradoras porque así,
de esta manera, nuestro negocio no es rentable. Seguramente al
principio no nos darán mucha importancia pero en algún momento dado
tomarán noción y probablemente la cosa va a empezar a cambiar.

 

HC- Una de las palabras más bonitas del mundo y que
genera más esperanzas es la palabra “Fin”. Por eso, al futuro lo veo
como un nuevo comienzo. Creo que con este movimiento se genera el “fin”
de una era, y veo que se aproximan cambios significativos el día de
mañana.

 

CP- Frente a este escenario que estamos atravesando,
nuestro grupo podría definirse como guerreros que quieren que haya paz.
Pero lamentablemente para que haya paz tenemos que hacer la guerra. Nos
han invadido nuestra paz, se han instalado y nos metieron la mano en el
bolsillo. Fue una violación, no tuvimos ninguna posibilidad de defensa.



Que sepan que en algún momento esta aparente mansedumbre va a cambiar.
Cuando uno se cansa de pedir justicia termina pidiendo venganza. Hoy
puedo asegurar que hacerle la vida miserable a esa que dirige las
compañías no es tan complicado. Esto no es una amenaza, es la dirección
que se puede tomar cuando la gente vea vulnerado su bolsillo en un mayor
porcentaje del que hoy está siendo atacado.



¿Cómo se pueden contactar los productores con ustedes?

Todos aquellos que se quieran sumar a esta agrupación y luchar por los
derechos de los PAS nos pueden escribir un mail a union_pas@hotmail.com .
En este momento tan difícil para la profesión necesitamos estar unidos y
la colaboración de todos los productores.

Visitas: 73

Responde a esto

Anuncios

¡Invitá a tus amigos!

¡Seguinos en Facebook!

¡Seguinos en Twitter! Mencionanos y te retwitteamos

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

© 2020   Creado por Comunidad Seguros.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio